2da Ronda de Reseñas: Pérez Álvarez, Eliseo. The Gospel to the Calypsonians: The Caribbean, Bible and Liberation Theology. México: El Faro, 2004.

 

eliseo-perez-calypsonians

 

Nos reunimos en la Iglesia Luterana Divino Salvador en Cataño, Puerto Rico, durante el 6to Domingo de Pascua que caía el 16 de mayo de 2004, con el objetivo de realizar la 2da ronda de reseñas del libro: Pérez Álvarez, Eliseo. The Gospel to the Calypsonians: The Caribbean, Bible and Liberation Theology. México: El Faro, 2004.

win_20161101_20_35_17_pro

Algunas pinceladas de lo que dije:

Los Indios Nativos Americanos tienen 4 principios básicos:
Hablar desde el corazón
Escuchar con el corazón
Ser concisos y
Ser espontáneos

En mis años que tengo el gusto de compartir ideas con el teólogo y filósofo Eliseo Pérez Álvarez puedo decir que es muy parco al hablar, prefiere acallar humildemente su ego para tener acceso a las cruces y sabiduría vivencial de las demás personas. Pero cuando habla te conduce a: la risa, la reflexión honesta y asumir posturas. Sus planteamientos son simples y concisos como sus palabras, pero de unas profundas bases teológicas y filosóficas en las que en todo momento procura hacer entendible lo que conlleva ser realmente cristianos y hacedores del Reino de Dios desde el presente, en nuestra tierra. Su vasto conocimiento no le ha impedido ser un hombre sensible, embromón, accesible y creativamente espontáneo. Eliseo como buen descendiente indígena de la tierra azteca cumple con los cuatro principios de los indios. Su libro refleja su ser, sus opciones, sus preocupaciones y lo que sencillamente le molesta.

En su segundo libro de sermones es explícito su énfasis de que las iglesias re-lean el texto bíblico desde el contexto sociológico en el que se vive, sin el característico menosprecio de nuestras raíces. […] nos reta a ampliar nuestra limitada visión cartográfica aprendida. Haciendo esto, busca validar las otras culturas, modos de pensar, amar, hacer, predicar, adorar, comer, bailar, cantar y vivir.

Es su intento de Re-formarnos el pensamiento de manera creativa al invitarnos a “aprender a desaprender” el programado y acostumbrado diskette mental y re-construirnos nuevamente, según los valores innegociables del Reino: la vida, la dignidad humana, la solidaridad, el amor y los derechos humanos.

El libro es una joya homilética no sólo para el Caribe, sino para toda Latinoamérica por su pertinencia social, teológica y pastoral en los tiempos que vivimos.

Su obra nos alecciona en muchos tópicos de los cuales sólo voy a mencionar algunos: en ver con sospecha la historia escrita y dicha por los poderosos; a reorientar el mapa bíblico y hermenéutico, y a su vez, aterrizar nuestra cielografía y el Reino de Dios; en celebrar y aprehender la diversidad, porque Dios nos ha creado diferentes y con carismas distintos con el propósito de mostrar que en sus moradas cabemos todos; a validar a que soñemos… un mundo mejor; a ser y pensar diferente; a ser tal cual somos: originales; a ser holísticos en nuestros discursos teológicos y pastorales; que el pecado es la pérdida de identidad personal e histórica; que el diablo no es una persona, sino todo aquello que tiende a dividir, separar, excluir; que el amor, la solidaridad, el compromiso, la aceptación, une; la apatía, el odio, el miedo, la ignorancia y la tolerancia, divide.

El autor se posiciona con los perdedores del mundo, como Jesús en su tiempo, para promover la libertad, el amor, la solidaridad comunitaria por la esperanza de otro mundo utópico, del Reino de Dios. El subvierte el orden actual por el orden divino, es un desobediente civil y eclesial para ser un agente social de consciencia transformadora por su obediencia a Cristo. Más aún, al Reino. Eliseo es un profeta de Dios en nuestros tiempos.

Como profeta es un hombre de una aguda sensibilidad para discernir los argumentos que acarrean división, exclusión y muerte. Y con valentía se posiciona para denunciar y anunciar, como buen teólogo de la cruz, con nombre y apellido las potestades del mal sin cansarse de repetir lo mismo en beneficio de devolverle la dignidad a todas las personas atropelladas, silenciadas y vejadas de nuestras iglesias y sociedades.

El libro del Dr. Pérez se puede ubicar bajo la sombrilla de la Teología de la Liberación y variadas teologías contemporáneas, la Teología Feminista Latinoamericana, la Afro-Americana, la Indígena, la Ecuménica y la tan invisibilizada Teología Queer.

Eliseo des-invisibiliza la homofobia eclesial. El autor es de los pocos y atrevidos pastores latinoamericanos que ha escrito a favor de las minorías sexuales dentro de nuestro contexto marcadamente machista y heterosexista. Lo hace con audaz valentía con el propósito libertario de restaurarnos nuestra dignidad de personas en el común seguimiento de Jesucristo, sin coartar nuestra sexualidad o nuestra fe. Desde hace unos años el Dr. Luis Rivera Pagán viene anunciando que las iglesias deben tomar carta en el asunto y asumir posturas liberadoras e igualitarias con nosotras y nosotros. Eliseo con esta obra se suma en el anuncio liberador de las Buenas Nuevas a la Comunidad Queer de manera pública y por escrito.

Eliseo me ha abierto la puerta para que no me quede en el silencio y la negación. Y estoy aquí como lesbiana y cristiana tomando el lugar que me corresponde en la Casa de Dios como su hija amada. Ese es uno de mis dones y mis cruces, por ende, la lucha que me pertenece a mí batallar, pero junto a la Comunidad LGBTT y aliad@s: buscar espacios igualitarios en las iglesias para la Comunidad Queer en todos los ministerios, incluyendo la pastoral. Las personas homoeróticas no queremos más tolerancia apática y jerárquica, deseamos la aceptación e inclusividad solidaria real de todo nuestro ser, como también bautizados en el Espíritu de Dios. Eliseo en sus sermones, “Third Sex Christians” y “Liberating News for Queers” nos da nombre, nos da rostro, nos hace persona y nos hace dignos como criaturas de Dios.

El corazón de Eliseo se ha desnudado con esta excelente obra y muestra lo que el calendario litúrgico nos dice hoy en el Evangelio de San Juan (14:23, 27): “El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada con él”. Y como fiel y valiente discípulo de Jesucristo habla y liberta sin miedo. A su vez, como hijo de su tierra mexicana también cumple con los 10 Mandamientos Indígenas, Eliseo:

Permanece cercano al Gran Espíritu
Muestra gran respeto a sus semejantes
Asiste y es solidario con quien lo necesita
Es verdadero y honesto en todo tiempo
Hace lo que sabe es su deber
Busca no sólo a las personas íntegras y sanas, sino a las que están en proceso de sanar
Trata la Tierra y todos sus habitantes con respeto
Asume total responsabilidad de sus palabras y actos
Dedica sus esfuerzos al Gran Bien Común
Trabaja en equipo para el bien de toda la humanidad

Pastor, maestro y amigo, gracias por tu modelaje de la orto-doxia y la orto-praxis cristiana, por tu anuncio y denuncia, por tus categorías filosóficas y tu teología de la cruz liberadora, por tu centralidad en la mesa tanto eucarística como en la mesa diaria, por devolvernos la historia silenciada, por tu calidad humana, por tu alma indígena y caribeña y por tu contínua opción por los perdedores del mundo como Dios lo hizo. Que viva el Jammin, el Jamar (comer) y el Calipso! Que Dios te continúe bendiciendo tanto a ti como a Gina. Y a echar pa’ lante que en el cielo/tierra hay fiesta hoy.

P.D.: Me antecedí a la decisión de inclusividad de la ELCA (EE UU) por varios años. Además, las fotos son una copia de las originales, pero al tener gloss estábamos arropadxs por la luz y pierden visibilidad, también añadí las que tenía el documento original.

win_20161101_20_43_54_pro

win_20161101_20_39_23_pro

Estudian cómo el cerebro responde a las experiencias espirituales

 

meditation

 

Por El Mercurio / GDA

Durante una experiencia espiritual, las emociones y la razón se entrelazan en el cerebro. Por eso, ahora el llamado Proyecto del Cerebro Religioso, que llevan adelante académicos de distintas universidades estadounidenses, incluidas las de Utah y de Harvard, comenzó a estudiar con resonancia magnética algunas prácticas como la oración y los estados meditativos de quienes participan en servicios religiosos, para aclarar cómo responde el cerebro a ellas.

En un primer estudio, analizaron a 19 fieles de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días, mormones, con un promedio de edad de 27 años, y que asistían a servicios en su iglesia cada semana. A ellos se les realizó una resonancia magnética mientras los sometían a varios estímulos, como escuchar oraciones, prédicas de algunos de sus pastores, citas bíblicas o les mostraban imágenes de sus líderes durante los servicios, entre otros. Ellos presionaban un botón cuando sentían que estaban teniendo una vivencia espiritual.

Así se vio que en esos momentos se activaban diferentes redes neuronales, partiendo de las áreas más profundas ligadas a las emociones.

“Estamos recién comenzando a entender cómo el cerebro participa en estas experiencias que los creyentes interpretan como espirituales, divinas o trascendentes”, dice el autor principal del trabajo y neurorradiólogo Jeff Anderson, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Utah.

“En los últimos años, las tecnologías de imágenes cerebrales han madurado, permitiéndonos abordar estas interrogantes que el hombre se ha planteado por siglos”, agrega el médico.

Los resultados de la investigación, respaldada por el Instituto Nacional de Salud Mental de EE.UU., se publicaron la semana pasada en la revista Social Neuroscience.

Redes cerebrales

Lo que se observa en el estudio es que “se activa el sistema límbico, ligado a las emociones de todo tipo, como el amor, el odio o la ira. Son áreas profundas y no conscientes del cerebro”, explica la doctora Evelyn Benavides, neuróloga y académica de la Universidad de los Andes.

Según explica, se trata de una parte más intuitiva, que no es controlable, y que corresponde a la vivencia menos modulada de la espiritualidad. Esta después se va elaborando más racionalmente, con la activación de áreas de la corteza prefrontal, donde se evalúa lo que pasa y finalmente se toman decisiones.

Para el doctor Anderson, en esta combinación de distintas redes cerebrales radicaría la tremenda influencia que tienen la religión y la espiritualidad en la toma de decisiones de las personas, las que afectan sus vidas y a su entorno social.

El mencionado proyecto pretende estudiar otros grupos religiosos cristianos con fuerte presencia en Occidente. Lo que se busca es comparar más adelante este conocimiento con estudios similares que ya se han hecho sobre mindfulness y meditación de tipo budista, prácticas espirituales con más arraigo en Oriente, pero que muchas veces van por caminos similares.

Así, esta iniciativa busca poder integrar estas experiencias como un aporte para el bienestar de las personas.

“La experiencia espiritual tiene un rol importante en la vida de los seres humanos, más allá de si se es oriental u occidental”, dice el psicólogo Claudio Araya.

En su opinión, lo más importante es la vivencia de la persona, que finalmente le produce bienestar y una sensación de estar conectado con los otros. “Algo fundamental para un mundo que está buscando sentido, una cosa que no es fácil encontrar en esta sociedad moderna en que vivimos”, añade.

En el caso del mindfulness, “si bien tiene su origen en el budismo, se trata de una técnica que trabaja con lo que es básicamente humano, no hay un discurso de fe de por medio”, dice Álvaro Langer, académico de la Universidad Austral de Chile e investigador del Instituto Milenio para la Investigación en Depresión y Personalidad (Midap). Él ha trabajado con escolares y universitarios, haciendo intervenciones de ocho semanas en que se les enseña esta técnica, con la que mejoran sus niveles de atención en clases y de concentración en las pruebas, lo que les permite disminuir el agobio que muchas veces sienten en el aula. “Una atención más enfocada, una sensación de calma y de gozo, se encuentran tanto en la religiosidad como en las técnicas orientales”, explica el doctor Anderson. Todo lo cual impacta positivamente en el bienestar de quienes participan de estas prácticas.

El Nuevo Día, Lunes 12 de diciembre de 2016.

http://www.elnuevodia.com/estilosdevida/hogar/nota/estudiancomoelcerebrorespondealasexperienciasespirituales-2270703/

Naled no es eco-sustentable

naled-es-veneno

Por: Michelle Gotay Morales

Envenenemos nuetra tierra

y terminaremos envenenados.

-(Sabiduría indoamericana)

Las personas que promueven fumigar con el insecticida organofosforado Naled no acaban de entender que profesionales y científicas/os locales e internacionales no avalan su uso por cuestiones de salud en nuestro ecosistema.

Este asunto crucial me recuerda a los federales y otras autoridades, las cuales no asocian el cáncer con toda la artillería lanzada por tierra, mar y aire en nuestra amada isla de Vieques. El hecho de que algo se haya utilizado con anterioridad no significa que es saludable para nuestros alimentos, mujeres embarazadas y sus criaturas, infantes, envejecientes e insectos que laboran a favor de nuestra agricultura.

Ya existe data empírica que certifica contraproducente el uso de Naled. Por lo tanto, exhorto al gobernador Alejandro García Padilla a que no autorice la fumigación de tan pernicioso químico.

Antes de ir al extremo con verter por aire el insecticida neurotóxico, se debe hacer hincapié en fumigar tradicionalmente con mayor frecuencia por cada municipio y que en cada hogar se realicen las prevenciones necesarias para evitar los criaderos de mosquitos (Aedes aegypti). Para esto, el gobernador debe impulsar a las alcaldesas y los alcaldes de hacer lo propio y el gobierno y las agencias pertinentes deben ser quienes eduquen o re-eduquen a la ciudadanía.

Aunque la fumigación aérea con Naled será con fondos federales, es más factible, saludable y económico educar por radio, prensa y televisión y exigir a las personas incumbentes en las alcaldías la fumigación tradicional que derrochar dinero en asperjar, poniendo en riesgo a corto y a largo plazo a las personas, animales, aire, mar y tierra o lo que es igual, nuestra casa común inmediata. Además, es un mal precedente ambiental.

Gobernador Alejandro García Padilla, sabemos que nuestra economía ha perdido grandes actividades por una desproporcionada publicidad sobre el virus del zika cuando la estadística de personas infectadas ha sido relativamente baja y un mínimo de mujeres embarazadas contagiadas. Pero usted como gobernador tiene la inmensa responsabilidad de cuidar todo lo que la mayoría del pueblo de Puerto Rico ha puesto bajo su tutela.

Y cada día se levanta un creciente número de personas, profesionales de la medicina, químicas/os, ecologistas, agricultoras/es, agronómas/os, ingenieras/os, legisladoras/es, alcaldesas, religiosas/os y estudiantes universitarios que estamos en contra del experimento de usar Naled en nuestro aire y suelo con la intención de erradicar el Aedes aegypti, causante no solo del zika, sino del dengue y del chikungunya. Los problemas que acarrea el mosquito son ciclícos y en aumento; ocurren todos los veranos sin fallar y en nuestro país tropical hay que regresar a lo básico, a educar al pueblo y la labor sanitaria realizada por las alcaldías.

Alejandro García Padilla, su deber con la ciudadanía como gobernador es decir no al químico que ya ha causado un gran mal a otras floras y faunas y es un nefasto cancerígeno (Cox, Caroline. “Insecticide Factsheet – Naled (Dibrom).” Journal of Pesticide Reform 22.3 (Fall 2002): 18. Print.).

Ante la data desfavorable del insecticida Naled, lo sensato es retornar a lo conocido y útil por el bien de nuestra eco-sustentabilidad.

La autora es estudiante doctoral de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

Publicado en: “Naled No Es Eco-Sostenible.” El Nuevo Día, Tribuna Invitada, 14 de julio de 2016. Impreso

Acerca de Eugenio María de Hostos y Bonilla (Narrativa)

img_0457

 

Publicado en: Claridad, En Rojo 7 al 13 de enero de 2016: 16-17, por Michelle Gotay Morales.