Naled no es eco-sustentable

naled-es-veneno

Por: Michelle Gotay Morales

Envenenemos nuetra tierra

y terminaremos envenenados.

-(Sabiduría indoamericana)

Las personas que promueven fumigar con el insecticida organofosforado Naled no acaban de entender que profesionales y científicas/os locales e internacionales no avalan su uso por cuestiones de salud en nuestro ecosistema.

Este asunto crucial me recuerda a los federales y otras autoridades, las cuales no asocian el cáncer con toda la artillería lanzada por tierra, mar y aire en nuestra amada isla de Vieques. El hecho de que algo se haya utilizado con anterioridad no significa que es saludable para nuestros alimentos, mujeres embarazadas y sus criaturas, infantes, envejecientes e insectos que laboran a favor de nuestra agricultura.

Ya existe data empírica que certifica contraproducente el uso de Naled. Por lo tanto, exhorto al gobernador Alejandro García Padilla a que no autorice la fumigación de tan pernicioso químico.

Antes de ir al extremo con verter por aire el insecticida neurotóxico, se debe hacer hincapié en fumigar tradicionalmente con mayor frecuencia por cada municipio y que en cada hogar se realicen las prevenciones necesarias para evitar los criaderos de mosquitos (Aedes aegypti). Para esto, el gobernador debe impulsar a las alcaldesas y los alcaldes de hacer lo propio y el gobierno y las agencias pertinentes deben ser quienes eduquen o re-eduquen a la ciudadanía.

Aunque la fumigación aérea con Naled será con fondos federales, es más factible, saludable y económico educar por radio, prensa y televisión y exigir a las personas incumbentes en las alcaldías la fumigación tradicional que derrochar dinero en asperjar, poniendo en riesgo a corto y a largo plazo a las personas, animales, aire, mar y tierra o lo que es igual, nuestra casa común inmediata. Además, es un mal precedente ambiental.

Gobernador Alejandro García Padilla, sabemos que nuestra economía ha perdido grandes actividades por una desproporcionada publicidad sobre el virus del zika cuando la estadística de personas infectadas ha sido relativamente baja y un mínimo de mujeres embarazadas contagiadas. Pero usted como gobernador tiene la inmensa responsabilidad de cuidar todo lo que la mayoría del pueblo de Puerto Rico ha puesto bajo su tutela.

Y cada día se levanta un creciente número de personas, profesionales de la medicina, químicas/os, ecologistas, agricultoras/es, agronómas/os, ingenieras/os, legisladoras/es, alcaldesas, religiosas/os y estudiantes universitarios que estamos en contra del experimento de usar Naled en nuestro aire y suelo con la intención de erradicar el Aedes aegypti, causante no solo del zika, sino del dengue y del chikungunya. Los problemas que acarrea el mosquito son ciclícos y en aumento; ocurren todos los veranos sin fallar y en nuestro país tropical hay que regresar a lo básico, a educar al pueblo y la labor sanitaria realizada por las alcaldías.

Alejandro García Padilla, su deber con la ciudadanía como gobernador es decir no al químico que ya ha causado un gran mal a otras floras y faunas y es un nefasto cancerígeno (Cox, Caroline. “Insecticide Factsheet – Naled (Dibrom).” Journal of Pesticide Reform 22.3 (Fall 2002): 18. Print.).

Ante la data desfavorable del insecticida Naled, lo sensato es retornar a lo conocido y útil por el bien de nuestra eco-sustentabilidad.

La autora es estudiante doctoral de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

Publicado en: “Naled No Es Eco-Sostenible.” El Nuevo Día, Tribuna Invitada, 14 de julio de 2016. Impreso

Advertisements